fugacidad experimental 

Elucubraciones de un disidente sonoro XXXI

Desde que se quemó la catedral de Notre Dame y varios siglos de arte se fueron al garete en una tarde no dejo de pensar en la seguridad con la que se habla del “arte eterno” y el empeño que tenemos en que hay alguna esencia eterna y la creencia de que alguna vez daremos con ella. Alguien dijo que la especie humana no aguanta grandes dosis de realidad y por eso no dejamos de inventarnos relatos que nos evadan de ella. Comparto más la opinión de que sólo “tenemos…

Sigue leyendo