The Black Keys: ‘El Camino’ (2011)

Lo dijimos hace más de un año y seguimos diciéndolo: el cambio de dirección y de sonido (y hasta detarget) de los Black Keys es un acierto y lo es por muchísimas razones, además de las puramente crematísticas (han pasado del mugre-sound al glamour del retro-soul y lo mismo hasta los fans de Adele van a verlos actuar).

La principal –como decíamos- es que no podían seguir rectamente su camino sin correr el riesgo de dejar exhausta a su audiencia y la única forma de hacer evolucionar el blues-rock desnudo (o desnudado) es vestirlo; y con la ayuda de Danger Mouse, antes y ahora, y con el descaro y la falta de complejos de quien ha demostrado que casi con un bote, un palo y la guitarra del abuelo se pueden grabar cinco discos y petarlo, pues se han puesto a vestir su música, con voces e instrumentos por un lado, con cuidado y elegancia por otro y, finalmente, con diversión. Porque los 38 minutos de El Camino no son ni nuevos, ni rompedores, ni inauditos, ni revolucionarios, son irresistibles y muy muy divertidos.

The Black Keys: ‘Brothers’ (2010)

Dicen Auerbach y Carney (50% & 50% de The Black Keys) que éste es el disco que siempre quisieron hacer, pero que hasta ahora ‘que se han hecho mayores’ no se habían atrevido. A lo que sí se habían atrevido desde 2002 es a desempolvar a porrazos y trallazos la tradición del blues-rock en una serie de discos que, si bien metidos por el oído todos del tirón pueden provocar cierto entumecimiento, es indudable que nos han dado bastantes alegrías por la vía de su desenvoltura y su atrevimiento pseudo-primigenio.

Ahora se meten (y muy bien) con el soul en un disco que, una vez escuchado, se nos antoja necesario en su trayectoria, porque es indudable que, con lo de siempre, no podían seguir mucho tiempo donde se habían instalado sin resultar monótonos y por algún sitio tendrían que salir de su propio encierro sonoro. Y lo que nos entregan con este Brothers es un acierto completo, hacia sí mismos y hacia una audiencia que, disfrutando de temas como Tighten UpTen Cent Pistol Howlin’ For You, va a estar encantada de seguir acompañándolos en su aventura.