Quilt: ‘Plaza’ (2016)

La tercera entrega de Quilt, esta suavona propuesta de pop, folk y psicodelia, es una nueva visita a las demos primigenias con que los de Boston encandilaron a su discográfica hace un lustro y precisamente su discográfica los está promocionando a bombo y platillo fuera de su audiencia ‘natural’ como si fueran la nueva-gran-cosa-moderna.

¿A que suena a desastre seguro? Pues no. ‘Plaza’ es un muy buen disco que no traiciona y aún endereza la esencia del grupo. Lejos de romper la trayectoria (vale, son solo tres discos con este), la retoma, la corrige y la suaviza. Se cambia la densidad de capa + capa + capa por la melodía y la encomiable voluntad de encandilar al oyente, aunque sea a estribillo limpio.

No es un disco que vaya a pasar a la historia, pero es un muy buen disco y da gusto oírlo, es encantador, se disfruta a la primera y uno no tiene que esconderse para hacerlo.

Quilt: ‘Held In Splendor’ (2014)

Quilt

El pop-rock psicodélico (Tame Impala, Jacco Gardner…), en su reload de este siglo, está proporcionándonos quizá más alegrías que otros revivals y eso debe ser porque emular algunas perlas de finales de los 60′ no es algo que se haga en una tarde y requiere, por tanto, tiempo y talento. Y eso es lo que probablemente han empleado estos bostonianos que se han tomado tres años desde su primera entrega para ofrecernos esta maravilla de terciopelo, ensoñación y algodón de azúcar lisérgico. Y es que este disco no se puede escuchar de cualquier manera, que conste.