Primus: ‘Green Naugahyde’ (2011)

Si hace quince o veinte años decías que te gustaban los Red Hot Chili Peppers –y había sobradas razones para ello-, corrías el riesgo cierto de ser interpelado por el enterao de turno, que te agredía con dos nombres: Morphine y Primus (“eso sí que es interesante”), dos formaciones de funk-punk lo suficientemente anómalas como para “interesar” y ambas desaparecidas del mapa al llegar el nuevo siglo.

Bueno, pues la noticia es que Primus han vuelto y lo han hecho como si no se hubieran ido. El líder, bajista, front-man, cantante y factotum de la formación, Les Claypool, después de pasarse la década del 2000 en diversos proyectos (entre otros, ha colaborado con Stewart Copeland, de The Police) ha decidido reunir a los Primus originales y –como si no hubieran pasado doce años o hubiera sacado el disco de la nevera- darnos más de los mismo.

Lo mismo es estupendo si entras en el juego y agobiante si no te va el asunto: un bajo porfiado y ubicuo manda en un ritmo que sostiene la batería y al que da el contrapunto nervioso una guitarra funky y, sobre todo ello, el fraseo susurrante y sardónico de Claypool, en cierto modo a la manera de Zappa.