Kyle Craft: ‘Dolls of Highland’ (2016)

Por la portada podría pasar por un disco perdido de los setenta, pero no, está recién sacado del horno por el flamante fichaje del sello Sub Pop; el cantante y compositor Kyle Craft, de 27 años y natural de Shreveport(Luisiana), que parece ser la reencarnación de una estrella del glam-rock de esos años.

La influencia de David Bowie es más que obvia, aromas de ‘Ziggy Stardust’ se encuentran por todo el disco. Dueño de una potente -a veces incluso agresiva- voz junto con una instrumentación analógica impregnada de sus raíces sureñas y de ese sonido pantanoso mezclada con la chulería del glam-rock, nos retrae a otras décadas, pero sin llegar a sonar anticuado. Otra influencia más que palpable es Dylan que se puede apreciar en temas como ‘Balmorhea’ o ‘Three Candles’.

Este álbum marca el debut de lo que puede venir a ser una de las nuevas voces más distintivas del rock y firme candidato a las listas de lo mejor de 2016. Ojalá venga para quedarse…