Emma Bunton: ‘Free Me’ (2004)

La pequeña de la Spice Girls es la única miembro del grupo que, una vez en solitario, logró publicar un buen disco. Se trata de Free Me, que sacó en 2004 en Reino Unido con notable éxito y críticas favorables y en 2005 en Estados Unidos con menos alcance en todos los sentidos.

Free Me pretendió y consiguó alejar a Emma Bunton de la esfera de las Spice primero por la vía de la imagen, más sensual y sofisticada, y después –pero antes- por la musical, poniendo un pie –y los dos- en los 60 y ofreciendo pop suave y estandarizado –pero siempre encantador- basado en una seductora mezcla de Motown, Bacharach, bossa, samba y unos arreglos de cuerda dignos de John Barry.

Y al final lo que queda es el excelente sabor de boca que dejan las cosas de toda vida cuando se hacen biencon un levísimo (pero apreciable e intencionado) retrogusto kitsch que no molesta en absoluto.