St. Vincent: “Actor” (2009)

Annie Clark (ex Polyphonic Spree) tiene segundo disco (el otro, Marry Me, es de 2007) y la crítica lo está poniendo estupendamente. El efecto que provoca al escucharlo es, en principio, muy similar al del primero; esto es: voz angelical sobre melodías sencillas envueltas en arreglos complejos (vamos, como La Bien Querida –en disco-, pero pijo, pijo). Sin embargo, lejos de dejarte controlarlo (o sea, predecirlo), el álbum logra sorprender y enganchar, y esto ocurre porque posee suficientes argumentos y densidad sonora como para quedarse ahí (en el mp3, en el escritorio, en el cd del coche) y volver a sonar en cualquier momento.

Clark se ha inspirado para la composición en los recuerdos de sus películas favoritas (El Mago de Oz, Badlands, Pierrot le Fou, Stardust Memories, La Bella Durmiente…) y probablemente sea eso, el intento de reinventar esas bandas sonoras, lo que le da a Actor la atmósfera y, muchas veces, el dramatismo que construyen su riqueza.

Sólo un pero le pongo (y no soy el único) y es que el disco, en su segunda mitad, se deja caer y pierde fuelle, o sea, se simplifica.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: