Garajadasrock 

Garajadas (Tomo V) Garajadas españolas 2

Continuamos con la recopilación garagera. En esta nueva entrada tenemos la segunda parte de las garajadas nacionales.

#41 Desde Madrid en 1967, Los Arlequines. Una formación garajera que bebía tanto del beat, como de la psicodelia y del soul y que sería fundada en 1966 por el cantante y guitarrista Pepe Robles junto con otros jóvenes y destacados músicos como José María PanizoEmilio BuenoTomás Bohórquez y José Luis Avellaneda.

Fichados por RCA graban un potente y actualmente cotizado single. En su cara A ‘Tomando Café’, un trallazo garajero firmado por el compositor Máximo Baratas.

En su cara B ‘No Hay Amor Para Mi (There Isn’t Love For Me)’, una canción marcadamente soul, cantada en inglés y compuesta por José María Panizo.

Seguirían en activo hasta 1968 sin nuevas publicaciones y tras separarse, Pepe Robles, Tomás Bohórquez y Emilio Bueno fundarían Módulos.  José María Panizo formaría parte de Henry & The Seven y posteriormente de Aguaviva. José Luis Avellaneda estaría en la última etapa de Los Ángeles.

#42 Desde Palma de Mallorca en 1966, Four Winds And Dito. Formado en 1964 en el barrio El Terreno por José Luis Cubeles (guitarra), José Francisco Massonet (bajo), Eduardo Vidal -Dito- (cantante), Fernando Baiget (batería) y Jaime Vidal -Mito- (guitarra). A los pocos meses de actividad triunfan en un festival llamado ‘A lo Beatle’, lo que les permite fichar por el sello Regal, filial española de EMI.

Su continuo buen hacer y sus asiduas actuaciones le permitieron compartir cartel con The Kinks en 1965.

Su repertorio se limita a dos excelentes EPs que  publicaron entre los años 1964 y 1966 muestra su exquisito gusto a la hora de escoger las versiones, algunas poco conocidas de Little Richard (‘Bamma Lama Bamma Loo’), The Mojos (‘Give Your Lovin’ To Me’), Betty Everett (‘You’re No Good»), The Byrds (‘Turn, Turn, Turn’), Peter, Paul & Mary (‘The Very Last Day’), The Persuaders (‘Tijuana’) y The Kinks (‘Something Better Beginning’).

Y entre todas destaca su único tema propio compuesto por el grupo al completo ‘No Me Dejas Vivir En Paz’, un trallazo donde el grupo exhibe su lado más gamberro.

#43 Desde Málaga en 1965, Los Buitres. Formado en 1964 por Enrique Martínez (cantante), Juan Manuel Valenzuela (guitarra solista y compositor de varios de sus temas), Manuel Mínguez (guitarra rítmica y armónica), Diego Cascado (batería y voz) y Miguel Navas (bajo y voz).

Muy activos en directo, pronto llamarían la atención del sello Columbia, siendo el primer grupo malagueño en fichar por una multinacional.

Grabaron su único EP, aparecido en febrero de 1965, un solitario legado compuesto por cuatro canciones. La adaptación de un tema clásico ‘Mi Destino al Viento’, una versión rockera de ‘Ya No Me Importas’, tema compuesto por Augusto Algueró para Marisol y lo más reseñable del disco son las excelentes composiciones propias ‘Sensación’ y ‘Ritmo y Movimiento’, ambas con claras influencias del beat y del rhythm and blues.

#44 Desde Madrid en 1965, Cefe y Los Gigantes. Banda surgida en la capital a finales de 1963 y compuesta por Ceferino Feito (voz), Rodrigo Alcaraz (guitarra solista), Gonzalo González (bajo), Carlos (batería) y Diego Lillo (guitarra rítmica).

En 1964 se dedican a tocar en el extenso circuito de locales madrileños, adquiriendo fama en toda la ciudad y llamando la atención de un joven productor francés afincado en España, Alain Milhaud, que los ficha para el sello Columbia. ​

En 1965 publican dos EP’s con los que alcanzan cierta popularidad en el panorama musical español. El primero de ellos con clara influencia beat,  cuenta con dos versiones (Tony Dallara y Wayne Fontana & The Mindbenders) y dos temas propios, destacando ‘Sin Rencor’.

Unos meses después lanzan su segundo EP, ya con cuatro composiciones propias, con un sonido más enfocado hacia el rhythm and blues y entre las que sobresale ‘Gritaré’, uno de los mejores temas del grupo.

#45 Desde Madrid en 1966, Los Botines. Banda fundada a finales de 1964 por Manolo Pelayo (voz y guitarra solista), Manuel Varela (batería) y Francisco Candela (guitarra rítmica); todos ellos componentes, anteriormente, del grupo Los Diablos Negros. Se configuran como quinteto con los suizos Daniel Grandchamp (órgano) y Dominique Varcher (bajo). Fichan por la discográfica Columbia y son lanzados con una importante campaña mediática, llegando incluso a actuar como teloneros de The Animals.

Con dos Eps publicados en 1965, en el primero de los cuales destaca como lanzamiento principal una versión de la famosa canción ‘Chica ye yé’. Unos pobres resultados comerciales provocan una serie de cambios en la formación, y los músicos suizos abandonan el grupo para ser reemplazados, sucesivamente (no al mismo tiempo), por dos británicos, que también duran escasos meses.

Quedan configurados como cuarteto y graban un nuevo Ep, publicado antes de que termine el año y en el que destaca el tema ‘Pan y Mantequilla’, una versión de The Newbeats. Tampoco esta vez las ventas son las previstas. Tras la salida del último de sus componentes extranjeros, el grupo vuelve a constituirse (ahora con miembros exclusivamente españoles) en quinteto con la adición de dos antiguos componentes de Cefe y Los Gigantes. ​

A principios de 1966 pierden a su líder y cantante, Manolo Pelayo, que inicia su carrera en solitario y es sustituido por un joven alcoyano llamado Camilo Blanes (conocido posteriormente como Camilo Sesto), que había tocado en Los Daysons. Con él, el grupo inicia un periodo de mayor éxito comercial y crítico. En 1966, tras fichar con Sonoplay, publican un single con un sonido más contundente y áspero, más cercano a su vocación original, que obtiene mejores resultados que sus discos anteriores.

Intervienen en dos películas: «Hamelín» (1966) y «Los chicos del Preu» (1967). Justo cuando el grupo estaba empezando a adquirir bastante fama y éxito comercial, la formación se disuelve.

#46 Desde Girona en 1967, Los Simuns. Un conjunto formado por Jorge (guitarra solista), Baltasar (guitarra rítmica), Manolo (bajo), Alberto (batería) y José (cantante). A pesar de su corta trayectoria llegarían a ser uno de grupos gerundenses más populares de los años sesenta, debido a su frenética actividad y su amplia experiencia en directo, que les lleva a recorrerse todas las boites y saraos de la Costa Brava.

Su escaso legado se reduce a un único EP, cuatro temas con influencias del beat británico y en el que sobresale una rotunda versión del clásico del rhythm and blues ‘You Don’t Love Me’, via Gary Walker.

#47 Desde la localidad barcelonesa de Tordera en 1966, Los Barlak’s. Formados por Rogelio Matute (guitarra solista), Joan Vivé (guitarra rítmica), Llorenç Subirós (bajo), Pepe Urbano (batería) y Tino Colodro (cantante). Comienzan en marzo de 1964 una carrera musical que los haría girar por las fiestas mayores, salas, clubes y campings de los pueblos vecinos, visitando también las comarcas de Lleida y Tarragona. Participaron en festivales y concursos, obteniendo reconocimiento en todos ellos. El más destacado fue el 1º premio del ‘Festival de Popularidad’ de 1966, organizado por Radio Girona, que les otorgó la posibilidad de grabar su único EP.

Un EP compuesto por cuatro versiones, dos de The Rolling Stones, ‘Satisfacción’ y ‘Corazón de Piedra’, ambas resueltas con solvencia. ‘Bajo tu Techo’, un tema original de The Drifters, pero fijando su modelo en la versión que hicieron los Stones. La última canción es ‘No Me Esperes’, del compositor Jorge Domingo y que fue grabada por Los Cheyenes en su primer disco.

#48 Desde la localidad valenciana de Cullera en 1966, Los Protones. Se crearon en 1964 y sus componentes fueron José Antonio Ferrando (guitarra solista), Francisco Crespo (órgano y guitarra rítmica), Abel Mena (bajo) y Pepe Morato (batería). Hay que destacar, por poco habitual en la época, que los cuatro componentes del grupo eran músicos de conservatorio y que se unieron tras finalizar sus correspondientes estudios musicales. Tocaban con asiduidad en las Fallas de Valencia y en los clubs de moda de la ciudad y de la costa. Sara Montiel los vio en una de esas actuaciones y les ofreció participar en el rodaje de la película ‘La dama de Beirut’, protagonizada por ella misma.

Grabaron solamente dos EPs de enérgico garage beat en Emi/Regal, hoy muy cotizados. Ocho únicas canciones serían su legado, seis de ellas propias y dos versiones: ‘Time Is On My Side’ de los Rolling Stones y ‘Marmol, Piedra, Hierro’, una canción popularizada por Drafi Deutscher. Destaca entre ellas ‘No te dejaré’, un pildorazo repleto de nervio y chulería.

#49 Desde Barcelona en 1965, Los Pumas. Quinteto fundado en la capital catalana hacia 1962 y que tras algunos cambios en sus filas, queda configurado con los siguientes componentes, Fernando Martín (cantante), Andrés Santamaría (bajo), Jaime Garos Barba (guitarra rítmica), Juan Antonio Homs (guitarra solista) y Ángel Ramón Calvo (batería).

Tras un breve periodo de ensayos y con estilo fuertemente inspirado en el surf y la música instrumental, comienzan a realizar sus primeras actuaciones.

Fichan por Hispavox a mediados de 1964 donde grabarían dos Eps repletos de versiones. El primero aparece en Junio de ese mismo año y el segundo en abril de 1965, que contiene interesantes lecturas de ‘Carol’ y ‘Little Honda’. Consiguen cierta notoriedad en Cataluña, con numerosas actuaciones, pero varios de sus miembros tienen que cumplir el servicio militar y el grupo desaparece a comienzos de 1966.

#50 Desde Mallorca en 1967, Los Pops. Conjunto formado por Paco Rosell (cantante), Joan Sansó (batería), Jacobo (bajo), Agustín (órgano) y José Rodríguez Lechuga (guitarra solista). Arrancan su actividad en 1962, debutando en el Hotel Eva María de Cala Major. Posteriormente se harían fuertes en la sala Big Apple de Palma. En esos lugares se actuaba a diario en sesiones que duraban entre seis y ocho horas. Solo así se explica la calidad que atesoraban la mayor parte de aquellos conjuntos mallorquines.

En diciembre de 1966 son fichados por el sello catalán Regal. Y en abril de 1967 se publica su primer Ep ‘No, No, No’, cuya canción principal es un trallazo de cosecha propia. Completan el EP con acertadas versiones de Herman’s Hermits, The Cyrkle y una fantástica adaptación del tema ‘C.C. Rider’ vía The Animals. Un disco realmente interesante que recibe buenas críticas y que habría merecido trascender, pero vende poco.

Lanzarían otros dos Eps en ese año, pero ninguno tiene la fuerza y la garra de su primera entrega. Tres discos publicados en ocho meses y que no logran convencer al mercado por lo que EMI Regal prescinde de ellos. El grupo seguiría en activo hasta el verano de 1972 girando por los los clubes y hoteles de la isla sin volver a realizar grabaciones discográficas.

A %d blogueros les gusta esto: