Art Brutrock 

Art Brut: ‘Wham! Bang! Pow! Let’s Rock Out!’ (2018)

Entre las últimas novedades del 2018 apareció (por sorpresa: llevaban 7 años sin publicar) el cuarto disco de Art Brut, una banda que nació viejuna (y sin complejos), que fabrica himnos que corear con una birra en alto, que derrama testosterona (en los tiempos de la masculinidad tóxica), cuyas influencias (The Fall, Gang of Four, Kaiser Chiefs) tienen casi más capas de polvo que un disco de Ray Coniff y que haciendo otra vez el mismo disco, consiguen, contra todo pronóstico, que suene resultón y que funcione, mientras que productos similares son pura caspa a estas alturas.

¿Y dónde puede estar el truco? Pues probablemente en la poderosa mezcla de energía y buen humor que transmiten (y que marida de forma prodigiosa con barra, birra y colegas). Lo de la energía es más que evidente: no hay apenas una canción que no suene eufórica (“the song that makes Israel and Palestine get along”) y no transmita buen rollo, y el arranque (con ‘Hooray!’ + ‘I Hope You’re Very Happy Toguether’) es irresistible y tiene enseguida continuación con ‘She Kissed Me…’ (con vientos) y ‘Hospital’ (con coros). Poco más se puede pedir.

Y lo del humor tiene que ver mucho con la actitud como intérprete del muy histriónico frontman Eddie Argos, con su acento marcadísimo, con su forma de cantar a las puertas del spoken-word (y de Rex Harrison en ‘My Fair Lady’) y, por supuesto, con que el tema de la mayor parte de esas canciones sea él mismo.

Dicho de otra manera: tanto Art Brut como Argos, después de mucho tiempo, muchos kilómetros, muchos porrazos, caídas del caballo y de la cama, desamores y peritonitis casi letales, han entendido que sí que se puede hacer lo de siempre y volver a triunfar, pero tienes que mirarte tú como ya entiendes que debería mirarte el público y hacer sátira, porque es muy sana y te deja tremendo cutis, y ponerte muy bruto contigo mismo, si fuera menester.

A %d blogueros les gusta esto: