Los taladros mecánicos le ganaron la partida a las guitarras eléctricas

Por J.G. Entonado

En la primera grabación del grupo Poliedro Kobold (Kobold 1, 2000), www.arintonadodo.com) se puede leer lo siguiente:

En las grabaciones se utilizaron técnicas analógicas y digitales y se han hecho ocasionalmente mezclas con sonidos grabados “al revés”. Se prescinde en la mayoría de los temas de los “solos” de instrumentos para favorecer la idea de inmediatez y simplicidad. Las grabaciones se han hecho en un estudio de 5 metros cuadrados, y algunos de los sonidos se han grabado en el cuarto de baño de un piso madrileño (sitio apropiado para registrar sonidos de este tipo).

Este grupo de mineros de la Selva Negra alemana que sólo se interesaban por la parte desechable del mineral, también se interesaban por sonidos que son despreciados por una parte bastante amplia de los oyentes. Como consecuencia de ello, y como en esos tiempos (finales del siglo XX y principios del XXI) Internet no se usaba como ahora, se encontraban un poco inseguros de lo que estaban haciendo, así que sus grabaciones fluctuaron entre un rock y un pseudojazz más o menos convencional (siempre adornado, eso sí, con algún toque que los relacionaba con esos sonidos marginales).

Su descendiente más directo, el Sr. Arín Dodó, ya salió decidido a no hacer caso de las influencias musicales anteriores y adentrarse en un mundo de sonidos donde la armonía y la melodía brillan por su ausencia. Por ejemplo, en Rítmica y Tímbrica Infrahumana Lifasofioica (2009, www.arintonadodo.com ) hay un repertorio de sonidos y emisiones guturales que parece que un mendigo borracho se ha apoderado de las riendas arindododianas, y en el Superman (2009) (sección música y vídeo, www.arintonadodo.com) hay percusiones robadas de carpetas de plástico y de flexos de metal mezclados con algún fragmento de una canción nacional de la antigua URSS, reproducido por un tocadiscos de esa época.

Decididamente el Sr. Arín Dodó se ha liberado de los complejos de sus antecesores P. Kobold y ha decidido hacer lo que le da la gana sin ningún remordimiento.

A tomar esa decisión le han ayudado los descubrimientos que ha ido haciendo durante estos últimos años y el no verse sólo y aislado en este espeso bosque que es el de los sonidos y los ruidos. En su último trabajo se ha atrevido a grabar ollas a presión que imponen ritmos, simular buques de vapor, e incluso a voces perrunas que sustituyen en ocasiones a las humanas.

Ya empezó a darse cuenta cuando entró en la lista de los que forman parte de un disco recopilatorio de If A Mys Records llamado Vanguardias y Ruidos (Modern Experimental Spanish Scene) de que está empujando en la dirección correcta y adecuada… y ya está totalmente seguro (por cierto, en ese disco hay cosas interesantes como Xavier TortMúsica Rota o Pangea, entre otros de las 14 propuestas que hay en total en el CD); y más después de haber descubierto hace poco tiempo a un grupo alemán llamado Einstürzende Neubaten (bendito internet) y su disco Kollaps (1981), (ironias del destino, los Kobold son de la Selva Negra alemana y los Neubaten de por ahí cerca también).

Blixa Bargeld y un percusionista del que no recuerdo el nombre, se encerraron en unos locales debajo de una autopista para grabar con instrumentos mecánicos como taladros y sierras, y percusiones metálicas de origen indefinido, ese disco que llamaron Kollaps. Estaban locos por destruir todo lo que les rodeaba y se empeñaron en utilizar productos de desecho, grabadoras rotas y no sé qué más cosas para crear temas como Steh Auf BerlinU-Haft Muzak y Negativ Nein Hören Mit Schmerzen (‘Escucha con dolor’, Liebeslieder, 1995), entre otros. Hacía tiempo que un disco no impresionaba tanto al Sr. Dodó. Este disco, tan inescuchable y tan atractivo, con voces en alemán que se confunden con desagües que llevan el ritmo inicial de una canción deberían tenerlo en cuenta muchos oyentes que quieran cruzar fronteras en esto de la música.

¿Y que me dicen de Sonic Youth? Antes de hacer discos más convencionales como Sister y de impresionar con Evol, grabaron uno en 1983 que se llama Confussion is sex: temas como Inhuman oLee is free sacan de quicio al Sr. Dodó, lo vuelven loco. ¿Cómo hacen sonar esas guitarras como si fueran campanillas?

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: