La indiferencia y la contradicción se apoderan del Sr. Dodó

Me acaban de preguntar hace un rato qué tipo de música prefiero. Les he contestado que la de los90’ hacia atrás.

¿Por qué? Pues porque la actual no me aporta nada nuevo, desde mi manera de ver las cosas, contesté.

En realidad escucho ya poca música. Debe ser porque me autoabastezco y con eso tengo suficiente. No estoy hablando como crítico o como oyente (lo primero nunca lo he sido, lo segundo cada vez lo soy menos), sino como miembro activo de la comunidad musical.

No tengo nada claro si lo que hago se diferencia del resto y merece la pena, pero al menos me esfuerzo en intentarlo.

Hay muchos grupos de ahora (de los que no puedo decir nombres porque se me olvidan) que siguen bebiendo del R&B, del rock, blues, pop-rock… que no me atraen en absoluto: están en un terreno muy trillado. Por eso, las pocas veces que escucho música, oigo los viejos discos de gente como Dr. Feelgood (“Stupidity” por ejemplo, en el que hay temas como “Talking about you“, “Going Back Home“, o “20 Yards Behind“).

Podrían estar también en terrenos trillados, pero hace 35 años sonaba fresco y novedoso al oponerse al rock sinfónico y ladrillazo de Yes o King Crimson… o alguno más de esos, que nos habían puesto una losa encima más que pesada. La simpleza de Dr. Feelgood me hizo creer en el rock en esa época. Ahora ya, a mi manera de ver las cosas, no tiene sentido volver por ese camino. Por eso, prefiero desmarcarme.

No tengo nada claro si el R&R está muerto (como afirmé el verano pasado) porque al oír discos como “Malpractice” o “Be seeing you“, canciones como “No Mo Do Yakamo”, “Love Hound”, “Shotgun Blues” o la versión del “Dust my broom” de Dr. Feelgood (y sobre todo la de ZZ Top), el pie se mueve sólo, reafirmándose la vitalidad del R&R y del R&B; pero de lo que se oye por ahí en estos tiempos no hay nada que me haga sentir igual. Estoy ya en un estado tan terminal que ni el “Exile on Main St.” de los Rolling me eriza los pelos.

Será que la naturaleza de Arín Dodó (www.arintonadodo.com)  y de su hijo bastardo Fecal Water (www.industrialwater.eu) están corrompiéndome la sangre.

Si lo desean, para comprobarlo, escuchen lo que sigue:

a) 2º sinfonía espacial en el planeta Ynos (Arín Dodó)

b) We are not living a pathetic life (Industrial Water)

Atentamente,

J.G. Entonado & Arín Dodó.

A %d blogueros les gusta esto: