“Pierrot Lunaire”, el punkie prematuro.

Vuelve Javi Arín Dodó González con un esclarecedor artículo.

Ian Dury dijo alguna vez que la novia de uno de los Ramones (creo que se refería a Dee Dee) le había enseñado todo lo que él sabía del punk, y que ella había sido su novia antes (la novia de Ian Dury, claro). De esta frase se intuye que Ian Dury fue el padre del punk o uno de sus pioneros.

Realmente, oyendo el disco New Boots and Panties, no es de extrañar que el bueno de Ian chuleara de tener ese privilegio. Es un disco sin desperdicio, grabado en una discográfica pequeña e independiente (no Indie, no confundamos a Ian Dury con los gafapastas, jejeje). Si tienen el privilegio de escuchar el disco de vinilo (¡yo lo tengo!), no el remasterizado y digital, se darán cuenta de que la batería suena a lata y que hay sonidos imperfectos repartidos por todo el disco; pero la experiencia de escuchar esta joya es algo que no se puede explicar con palabras. Ian Dury y los Blockheads se salen en cada uno de los temas que se escuchan (que más quisieran, por ejemplo, los Franz Ferdinand, con tanta pulcritud en sus grabaciones técnicamente impecables, llegarle a las suelas de los zapatos a esta grabación hecha con 4 perras).

¡Y vaya voz que tiene este tipo! Siempre le he envidiado, como a Tom Waits.

Pero claro… nada es perfecto en esta vida; y en el año 1977 (el año en que se grabó este disco) nadie cayó en la cuenta de que en el año 1912, un tiíllo llamado Arnold Schöenberg compuso una obra llamada Pierrot Lunaire, obra atonal y totalmente revolucionaria. Cuando la oí por primera vez me dejó de piedra y lo que pensé es que 65 años antes del fenómeno punk, con sólo un piano y la voz de una soprano, se había dejado a Johnny Rotten, Sid Vicious & Sex Pistols, a los Clash y a toda esa pandilla como si fueran niños que se cagan en sus pañales.

Ian Dury y el punk han muerto ¡Viva Pierrot Lunaire!

Arnold Schoenberg: Pierrot Lunaire (1912)

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: