Contempopránea: fin de ciclo y coartadas morales.

Me lo he encontrado esta mañana en los feeds (ayer ni entré en internet) y me pareció una serpiente (indie) de verano. Luego miré y miré y resulta que parece que esta vez va en serio. El Contempopránea se va del Alburquerque o (en otro caso) se gemina en Contempopránea ‘Internacional’, probablemente en Badajoz o Cáceres, y Contempopránea ‘Nacional’ en el lugar originario, aunque después del comunicado, no sé yo si habrá apedreamiento público de Fuentes en su pueblo.

Porque no se puede ser más torpe buscando coartadas morales y decir que te llevas el festival a otro sitio para que no abusen de tu público, tus técnicos y tus artistas ¡tus propios paisanos! Ese pueblo que de siempre ha quedado como acogedor y tan simpático en toda la prensa y en la inmensa mayoría de los foros y los blogs. Esa gente a la que musicalmente seguro que el Contempopránea les importa una higa, pero que siempre han recibido y tratado a los ‘contempopráneos’ de una forma exquisita en la inmensa mayoría de los casos.

¿Qué hay gente que abusa de las circunstancias o que –digamos- aplica de forma extrema la ley de la oferta y la demanda? ¿Y dónde no, Agustín? ¿No hay abusones en Aranda de Duero o en Benicassim o en Villarrobledo? ¿No va a encontrar tu público abusones en Cáceres o Badajoz?

Si lo que querías (porque probablemente lo querías y me parece fenomenal) es un festival más grande, más importante y más de todo y eso no te cabe en tu pueblo, pues vas y lo dices y te dejas de enredar. Que te has hecho mayor, que tienes una familia que mantener, que Heineken te mira con ojos tiernos, que el Badajoz de la Plataforma Logística o el Cáceres del 2016 te susurran al oído, que puedes hacer el negocio de tu vida y que te lo mereces ¡pues claro que sí, hombre! Pero si nadie te iba a decir nada, si Alburquerque tiene mucho que agradecerte (lo has puesto en el mapa, has hecho que entre una pasta y le has dado una nueva identidad), si a todos nos iba a parecer lógico, normal, razonable ¿a qué puñetas vienen esta salida hipócrita, esta descomunal injusticia, este desatino?

Cuando alguien ha sido capaz de hacer lo que tú has hecho saliendo de la nada, suelen suponérsele madurez y grandeza moral. Espero que saques pronto la pata de donde la has metido y que te vaya muy bien y que le vaya muy bien al Contempopránea allá donde lo dejes caer.

Actualización 09/08/2010: Echando la culpa a los mensajeros por ‘malinterpretar desproporcionadamente’ el comunicado (que va, creo, por la tercera redacción), la organización del Contempopránea saca aquí un poquito la pata. Menos da una piedra y menos todavía si es de las que apuntan a la cabeza de uno.

Actualización 26/02/2012: Esto siguió en los comentarios con un intercambio de opiniones con El Tesorero (de El Gallo Verde) que ya no vamos a reeditar (porque no merece la pena y por no hacer más sangre). El caso es que llegó 2011, la crisis, el ocaso de las subvenciones, la media entrada y el Contempopránea, como el hijo contestón pero pobre, tuvo que volver a sentarse en la mesa camilla de Papá Alburquerque a ver cómo los de toda la vida éran/éramos los únicos dispuestos a echarle los garbanzos en el plato.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: