americana 

Sturgill Simpson: ‘A Sailor’s Guide To Earth’ (2016)

John Sturgill Simpson es un músico norteamericano de Kentucky con tres discos en la calle y todos recientes. En 2013 publica High Top Mountain, un trabajo digno, vitaminado y bastante convencional de country, género que decidió subvertir primero desde dentro (principalmente a través de unas letras que huían de los tópicos narrativos y sentimentales, y también a través de ciertos toques psicodélico-progresivos y ritmos rockabilly) con Metamodern Sounds in Country Music (2014), para acabar de ‘dinamitarlo’ este año, convertido ya en productor, con este magnífico artefacto que se llama ‘A Sailor’s Guide To Earth’.

Evidentemente Sturgil no va a dinamitar nada (las comillas ahí estaban para algo) y menos una tradición musical centenaria y, además, como pasa tantas veces, la trascendencia de este disco probablemente será ‘hacia afuera’ de la country music y no ‘hacia adentro’, como demuestra el hecho de que el corte más escuchado en Spotify de esta ‘guía’ sea una (por otro lado magnífica) versión del ‘In Bloom’ de Nirvana. Pero como Simpson, con este disco, se ha hecho al mismo tiempo dueño de su destino -lo cual sí es (todavía) revolucionario entre los artistas ‘vaqueros’-, la relevancia profesional le puede acabar viniendo por ese lado.

Bien ¿y en qué consiste esta-cosa-nueva de Sturgil Simpson? pues fundamentalmente en la suma (que no siempre mezcla) de la tradición propia de la música campera con la (históricamente refractaria) tradición negra, incorporando unas veces trazas y otras veces estructuras completas procedentes del soul, del rhythm and blues, de los espirituales y empleando el rock (o el southern rock) como correa de transmisión o como lienzo.

¿Y qué más cosas ha hecho Sturgil? Pues ha fichado a los Dap-Kings, a un arreglista, a una sección de cuerdas, cuando se pone delante del micro se acuerda (él, pero también nosotros) de Van Morrison y, en la mesa de mezclas, todo esto lo ha ido depositando capa a capa en un armazón casi operístico, sorprendente y completamente satisfactorio hasta en su desmesura.

A %d blogueros les gusta esto: